Hitchcock @ Cineteca Nacional

Con una trayectoria que abarca más de cincuenta películas y un estilo único que revolucionó el cine de suspenso, Alfred Hitchcock es uno de los más grandes referentes de la historia cinematográfica. Sus filmes son ampliamente recordados en el mundo entero, sin embargo, sus primeros largometrajes filmados aún en el periodo del cine silente y realizados en Gran Bretaña, no son tan conocidos por los seguidores del nombrado “Maestro del suspenso”. Por ello, la Cineteca Nacional, con el apoyo del British Council y de la Comunidad Europea, se complace en presentar durante todo el mes de octubre el ciclo El primer Hitchcock, una selección de las cinta s rodadas por este director entre 1925 y 1929, y restauradas por el BFI National Archive. La mayoría de los filmes no han sido exhibidos en México y tendrán su estreno en la Cineteca con algunas funciones musicalizadas en vivo por la pianista rumana Deborah Silberer.

La inauguración será hoy, 1° de octubre en la Sala 1, Jorge Stahl, las 19:30 horas con el último rodaje de la etapa silente de este cineasta, Chantaje (Blackmail, Reino Unido, 1929). Considerado su primer filme moderno ­­­–debido a la habilidad con la que logra manejar el suspenso–, narra la historia de un detective y su novia, quienes son chantajeados por el supuesto testigo de un asesinato en el que están relacionados.

Hitch, como él mismo se hacía llamar, comenzóen el cine en 1920, diseñando intertítulos para la compañía Gainsborough Pictures, misma que durante la etapa de entreguerras tenía una colaboración continua con la alemana Universum Film AG (UFA). Su interés en la industria lo hizo involucrarse poco a poco en diversos proyectos, hasta que el productor Michael Balcon le dio la oportunidad de dirigir por primera vez. Así fue como surgió su ópera prima que también se exhibe en este ciclo, El jardín del placer (The Pleasure Garden, Reino Unido, 1926). Basada en la novela de Oliver Sandys, cuenta la historia de dos chicas que trabajan en un teatro: Patsy y Jill, la primera casada con Levet y la segunda comprometida con Hugh, ambos amigos, quienes parten a un viaje en el Trópico. Esta despedida tendrá consecuencias inesperadas en el destino de ambas relaciones.

Tras un buen recibimiento por parte de la crítica, Hitchcock filma El inquilino (The Lodger: A Story of the London Fog, Reino Unido, 1926), siguiente largometraje de esta muestra. Primera cinta donde el británico maneja el suspenso al ensayar un thriller sobre un nuevo inquilino, objeto de sospechas debido a que usa la misma indumentaria que un asesino en serie que ataca en el vecindario. Enseguida se presentan los melodramas Cuesta abajo (Downhill, Reino Unido, 1927), su última colaboración con Ivor Novello quien escribió la novela del mismo nombre, donde la vida de un joven va en picada luego de admitir una culpa con el fin de encubrir a su mejor amigo; y Vida alegre (Easy Virtue, Reino Unido, 1927), basado en la pieza teatral de Noël Coward, sobre una mujer con un pasado oculto que saldrá a la lu z luego de que su segunda suegra se entera de su trágico primer matrimonio.

El ciclo también proyecta El ring (The Ring, Reino Unido, 1927), la primera historia escrita por Hitchcock, en donde una mujer duda si obedecer a sus pasiones por un nuevo boxeador que le arrebata el triunfo en el cuadrilátero a su esposo; una obra donde sobresale un dinámico lenguaje cinematográfico y que tiene como trasfondo el juego de palabras entre un ring de boxeo y un aro (ambos “ring” en inglés). Además se exhibe la comedia Champaña (Champagne, Reino Unido, 1928), inspirada en una novela de Walter C. Mycroft, sobre una joven que se dedica a divertirse con la fortuna de su padre, hasta que se ve obligada a trabajar por una supuesta bancarrota.

alfred-hitchcock

Finalmente la muestra culmina con la comedia romántica La esposa del granjero (The Farmer’s Wife, Reino Unido, 1928), una adaptación de la pieza teatral de Eden Philpotts sobre un adinerado granjero viudo que busca el amor en jóvenes de su localidad ayudado por su ama de llaves quien guarda un secreto; y El hombre de la Isla de Man (The Manxman, Reino Unido, 1929), inspirado en una novela de Hall Caine, melodrama sobre el conflicto moral de dos amigos enamorados de la misma mujer.

Las películas mudas, que en palabras de Hitchcock eran la forma más pura del cine, tienen en nuestro tiempo un encanto extra cuando son musicalizadas en vivo, acontecimiento que podrán atestiguar los visitantes a la Cineteca Nacional durante El primer Hitchcock. El acompañamiento musical estará a cargo de la concertista Deborah Silberer, galardonada como pianista solista con el Primer Premio del Concurso Nacional Alemán Jugend Musiziert en 1978. Su amplia trayectoria incluye su labor como pianista titular de la Cinemateca Real de Bruselas de 1996 a 2000; su participación en diversos festivales internacionales de cine en Italia, Francia, Colombia, Costa Rica, Cuba y México, entre otros; además de ser cofundadora y directora del Cinematógrafo Folía Lumière, primer centro mexicano de cine mudo.

Para consultar la programación, visita la página de la Cineteca Nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s